Buscando entre los Escombros del Muro

por | Nov 24, 2018 | Historia

Nos encontramos ya a poco más de 29 años de la caída del Muro de Berlín, muro que dividió dos formas de ver el mundo.

El Berlín que sucedió a la 2da Guerra Mundial fue repartido entre cuatro ocupaciones, la francesa, inglesa, estadounidense y soviética; debido a diferencias políticas entre las tres primeras y la última, surgieron dos monedas, dos ideas de gobierno y al final, dos caras de Alemania. Serían la República Federal Alemana para los aliados, y la República Democrática Alemana para los soviéticos.

El Muro de Berlín vino hasta 12 años después, cuando el experimento social puesto en marcha en Alemania había dejado entrever, una vez más, las costuras de la ideología comunista.

La República Democrática Alemana comenzó a sufrir una fuga de habitantes que buscaban huir de la decadencia soviética, huyendo hacia mejores oportunidades de vida en la promesa del libre mercado. Fue esto lo que llevó a los soviéticos a empezar la construcción un muro de 155 km que separaría las Alemanias el 12 de octubre de 1961.

El muro tendría 3,5 a 4 metros de alto, con medidas de seguridad extrema, compuesto en segmentos por lo que llamaban la “Franja de la Muerte”, de 30 a 150 metros de ancho, con luces reflectoras, soldados con perros, alambrado de púas, y camas con clavos. Sin embargo, más de 5.000 personas trataron de cruzar, de las cuales más de 3.000 serían detenidas, y cerca de 130 fallecieron en el intento. La última víctima de esta barbarie fallecería el 5 de febrero de 1989, pero las familias separadas, y los 16.000.000 de personas que quedaron del lado Soviético alemán vivieron las condiciones de su ideología.

Símbolo eterno de la guerra fría, el Muro de Berlín se estudia como un ejemplo de opresión, así como un experimento social en el que se demostró el gran desarrollo que experimentó el occidente en comparación con el desarrollo económico del oriente de Alemania.

El marco alemán del lado occidental valía cuatro a seis veces más que el marco de la RDA. Todavía hoy en día se aprecia una diferencia entre los polos de Alemania, donde se viven diferentes microeconomías en el país, 41 años después de que la división se hiciera y se manejara distinto, el lado oriental tiene sueldos más bajos y un mayor índice de desempleo, 9,7% en el oriente en comparación con el 5,4% que manejaba Alemania para 2014.La población es más vieja del lado oriental, debido a que los jóvenes tienden a ir a occidente en búsqueda de mejores oportunidades.

La división tácita está tan presente, que una fotografía de Berlín tomada desde el espacio por el astronauta Chris Hadfield, reveló la división; este efecto fue causado por los diferentes alumbrados que se usan en las calles, siendo las luces occidentales más ecológicas.

El muro cae por un error soviético.

Günther Schabowski anunció en una rueda de prensa un nuevo régimen de viajes, donde ya no se le pediría a las personas que justificaran por qué iban a cruzar el muro. Cuando se le preguntó cuándo se comenzaría a acatar esto, respondió que era efectivo inmediatamente. El gobierno de la RDA trató de retractarse, ordenando a las personas a presentarse al día siguiente en las oficinas de migración, pero ya era demasiado tarde. Los berlineses ya se habían concentrado a ambos lados del muro con picos, martillos y herramientas improvisadas, y habían comenzado a desmantelar, no sin ayuda de medios internacionales cubriendo el evento, y las mismas fuerzas de seguridad de ambos lados, quienes prestaron apoyo y ayudaron a mantener el orden. Esto fue conocido como el día del cambio.

El “muro de la vergüenza” alemán caería, cayendo con él la opresión que encerraba a sus habitantes en el lado soviético.

La caída del muro nos deja como enseñanza la importancia de la libertad económica e individual en el desarrollo de una región. Las diferencias entre ambas mitades, otrora partes de una misma población, lengua, y cultura, son apreciables aún hoy en día. La caída del Muro de Berlín será siempre recordada como un triunfo de la libertad ante la opresión y un símbolo de esperanza en la historia contemporánea del mundo.

El contenido de los artículos escritos por nuestros miembros no representa posturas oficiales de la organización y no nos hacemos responsables por lo que ellos decidan, en su libertad y siempre respetando las Normas de Publicación en el Blog, compartir.

Nos encantaría mantenernos en contacto!

Solo te llevará pocos segundos suscribirte a nuestra newsletter y tendrás en tu correo todas las semanas nuestro boletín por la libertad con información interesante, posts nuevos y nuestros próximos eventos.